×
Cadena 3

Inclusión en la escuela

El barbijo en el aula y el desafío para niños hipoacúsicos

Benjamín Bustos tiene 11 años, es alumno del colegio municipal Oscar Soto López, y aunque trabaja para reforzar la confianza en sus implantes cocleares, la pandemia trajo una dificultad más.

10/03/2021 | 11:05

Si bien gracias a los implantes cocleares las personas con hipoacusia pueden ejercitar el oído y escuchar, los tapabocas hacen que los sonidos sean más bajos y les impiden acceder a la lectura de labios.

Isabel, la mamá de Benjamín explicó a Cadena 3: “El barbijo se ha comprobado que es dificultoso para la escucha, y para un niño que aprende a oír con un implante es más difícil de sobrellevar”.

“Todo depende de las seños, que puedan aplicar lo que el equipo terapéutico de Benja va guiando”, señaló y destacó el apoyo que recibe de ambos lados.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Gracias a Dios las seños son fantásticas, se sienta al frente y tiene una audición más cómoda al estar más cerca de la docente. Estoy agradecida de que en la escuela, sus compañeros y sus pares son buenísimos con él y jamás le hicieron sentir distinto”, valoró.

En cuanto al impacto de los barbijos en su tratamiento detalló: “Es dificultoso porque le cuesta escuchar cómodamente, lo ideal para los hipoacúsicos es que confíen en lo que están escuchando para que no se apoyen en la lectura de labios porque un hipoacúsico lo primero que hace es mirar los labios de la persona”.

El uso de máscara sería una opción para que la palabra o el diálogo salga más nítido y el barbijo al estar pegado a los labios hace que se escuche con dificultad.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Por otra parte, indicó que en el equipo de implante que tiene, hay un aparato que la docente podría usar en el bolsillo y que hace que la voz de la maestra vaya directamente al implante, pero Benja no ha podido acceder a él aún.

“En este momento no lo tiene porque la obra social todavía no lo autoriza, es sumamente necesario para el aula y más en esta modalidad con el barbijo. Estamos desde agosto de 2019 pidiéndolo”, reclamó.

Si tenés una historia, un tema o un reclamo que querés compartir, escribinos a [email protected]

Entrevista de Flavia Irós.

Te puede interesar

Él precisaba un micrófono para su implante, ella lo donó

Donó su micrófono coclear para que otro niño pueda oír mejor

La fábrica de muñecas

Lo último

Menores con discapacidad y vacuna: ¿Dónde anotarse?

De Francia a Córdoba, dejaron todo para ayudar a otros

La fábrica de muñecas

La diversidad en el juego