×
Cadena 3

Indignación en España

En una campaña inclusiva ocultaron la prótesis de una modelo

La artista encargada de la gráfica, se inspiró en un grupo de mujeres de cuerpos diversos, sin pedir permiso para usar su imagen y “retocó” la discapacidad de una de ellas.

01/08/2022 | 10:51

Lo que comenzó como una campaña de buenas intenciones del Instituto de Mujeres de España para promocionar un verano inclusivo y diverso terminó en un escándalo, de alcance mundial, un grupo de modelos ofendidas (con razón) y una situación que generó mucha indignación.

Bajo el lema “El verano también es nuestro”, el ministerio publicó un flyer que lejos de generar aceptación, provocó el enojo de cientos de personas.

Los motivos: el uso de imágenes de modelos sin autorización y el retoque en una de ellas donde además se ocultó su discapacidad, tapando su prótesis.

Si bien, en principio se elogió que se mostrara diferentes cuerpos en la imagen, la modelo Nyome Nicholas-Williams, de 30 años, fue una de las que reveló que tomaron su foto de su cuenta de Instagram sin permiso.

"¡Me acaban de enviar esto... mi imagen está siendo utilizada por el Gobierno español en una campaña, gran idea, pero mala ejecución!", lamentó Nicholas-Williams.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Pero aún más controversial fue la situación de Sian Green-Lord, una modelo que perdió su pierna en un accidente en Nueva York y en la imagen "taparon" su discapacidad. "No sé ni cómo explicar la cantidad de rabia que siento ahora mismo. Uno de mis amigos me acaba de informar de que el Gobierno español ha utilizado mi cuerpo, pero ha eliminado mi pierna protésica. Una cosa es usar mi imagen sin mi permiso, pero otra es editar mi cuerpo", criticó Green Lord.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

El escándalo también involucra a la brasileña Raissa Galvão y a Juliet FitzPatrick, una británica de 60 años, sobreviviente al cáncer de mama, con una mastectomía doble.

El trabajo fue realizado por Gisela Escat, que firma como Arte Mapache, y en cuyos trabajos milita contra la gordofobia y la diversidad corporal.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

A raíz de lo sucedido, explicó a través de su cuenta de Twitter que no tenía malas intenciones, sino que se “inspiró” en las imágenes de las modelos e influencers para crear la campaña. “Mi intención jamás fue hacer abuso de su imagen, sino trasladar en mi ilustración la inspiración que suponen para mí mujeres como ellas Nyome Nicholas, Raissa Galvão... Su trabajo y su imagen deben ser respetados. Gracias por vuestra labor, incluso en este caso”, aclaró.

También precisó que por la campaña cobró 4.490 euros y propuso dividir los beneficios del trabajo en partes iguales.

Además, indicó que está tratando de contactarse con las modelos, para pedir disculpas personalmente.

Al respecto el Instituto de las Mujeres español lanzó un comunicado donde expresaron que “en ningún momento tuvieron conocimiento de que eran modelos reales”. Y señalaron que están resolviendo con la autora cómo contactar con las modelos para resolver la cuestión.

Insistieron en que la campaña buscaba luchar contra los estereotipos y la violencia estética que se produce desde hace años, sobre todo durante el verano.

Te puede interesar

Quién es la modelo a quien una publicidad "tapó" su prótesis

Cómo superó su amputación el actor de La Casa de las Flores

Winnie Harlow: la modelo que llevó el vitiligo a la pasarela

Lo último

La experiencia de recorrer la Quebrada del Condorito con una silla accesible

La Lengua de Señas que nació en la realeza y en los pasillos de un palacio

Por qué es importante hablar sobre sexualidad y discapacidad

Las claves de un inolvidable viaje de egresado a Bariloche