×
Cadena 3

Discapacidad en la pantalla

Una lesión le cambió la vida y ahora protagoniza una serie

George Robinson es uno de los actores que aparece en Sex Education, una propuesta de Netflix que estrena su tercera temporada. Su personaje, al igual que él, tiene una discapacidad motriz.

17/09/2021 | 13:35

Desde su lanzamiento en 2019 Sex Education se consagró como una de las series más populares de Netflix, abordando la importancia de la educación sexual en la escuela, las relaciones, y la diversidad.

En su segunda temporada se sumó al proyecto el actor George Robinson, cuyo personaje se llama Isaac, un chico parapléjico.

Para Robinson, su incorporación permite “explorar la diversidad en todo sentido”. “(La discapacidad) es algo que no está presente en la televisión ni en el cine. Todo el mundo conoce a alguien que tiene una discapacidad y, sin embargo, (esto no se refleja) en los medios”, opinó en una entrevista de años atrás.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Al mismo tiempo, considera que esto está cambiando, pero el verdadero giro ahora se encuentra en que los mismos actores cuentan con una discapacidad, ya que en el pasado los personajes en sillas de rueda no eran interpretados por actores en silla de ruedas.

A través de la ficción, y más allá del tema que aborda la serie, la aparición de un personaje como Isaac permite poner también de manifiesto los desafíos y obstáculos que tiene que enfrentar a diario una persona con una discapacidad motriz.

Es por eso que George colaboró en la creación del perfil del personaje, para mostrar no sólo a una persona parapléjica más, sino que se pudiera ahondar sobre las otras situaciones que se generan a su alrededor.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Robinson también contó que quedó con una discapacidad motriz, luego de una lesión que sufrió durante un partido de rugby en Sudáfrica.

El británico estaba de gira con su equipo, cuando tenía apenas 17 años, y tras una tacleada se rompió el cuello en las vértebras C4 y C5.

La lesión fue tan grave que tuvo que pasar más de un mes en un hospital sudafricano antes de volver al Reino Unido.

En su país conoció a otra persona que había tenido una lesión igual y eso le ayudó a ver que podía seguir adelante.

“Una vez que salí del hospital, realicé un curso de habilidades para sillas de ruedas para jóvenes de 18 a 25 años en Leeds, lo que realmente me ayudó. Fue genial estar cerca de personas en situaciones similares, compartir historias y reírse. Fue una gran experiencia, estoy realmente agradecido por ello”, afirmó.

Para Robinson, si se tiene la infraestructura adecuada, las personas con una lesión espinal pueden vivir de manera independiente.

Su personaje había sido escrito originalmente como una persona amputada, pero tras su audición reescribieron el personaje, basado en su discapacidad.

Te puede interesar

Llevó su vida a una comedia sobre sexualidad y discapacidad

Las personas con autismo también sueñan con enamorarse

El tierno encuentro de un niño y un perro con discapacidad

Lo último

Descubren nueva terapia para ayudar a mejorar la memoria

Tras la polémica, Bonadeo entrevistó a atletas paralímpicos

Capacidad creativa, el detrás de escena

"De 'cristal' es solo la piel, Mateo es de acero puro"