×
Cadena 3

Mujeres diversas

Se cansó de esperar la adopción y subrogó un vientre

Mariela Holcman es psicóloga y psicopedagoga, nació con una discapacidad neuromuscular. Durante 10 años esperó la maternidad hasta que finalmente llegó Kiran. Conocé su historia.

08/03/2022 | 08:23

Mariela Holcman es psicóloga y psicopedagoga, dirige el equipo de Adip, un centro educativo terapéutico de apoyo a la integración escolar en Buenos Aires y desde los dos años de edad se maneja en silla de ruedas eléctrica porque nació con una discapacidad neuromuscular.

En el 2021 le dio la bienvenida a Kirán, con quien asegura “conectó desde el momento cero”.

Su deseo de ser madre comenzó hace más de diez años, estuvo durante años en lista de espera en el Registro Único de Aspirantes con Fines adoptivos (RUAGA), pero nunca la llamaron.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Kiran llegó a mi vida formándose en el vientre de otra persona y nos encontramos desde el día cero de la gestación”, contó a Diversidad.

“Hoy que está conmigo somos los dos muy felices y pienso todo lo que pasé y no lo puedo creer. En el sistema en sí hay muchísimo prejuicio en relación a lo que es la maternidad”, advierte.

Su proceso de maternidad la llevó que hoy asesore y oriente a otras personas y familias que quieran tener hijos a través de la subrogación de vientre, que hoy también es posible en Argentina.

“Al nacer con discapacidad no me imagino la vida de otra manera y tengo aspiraciones y deseos como cualquier otra mujer y entre esas está el área de maternidad. Lo vivo con naturalidad y tengo aspiraciones y deseos como cualquier mujer”, señala.

En este camino hacia la maternidad, Mariela asegura que no encontró límites entre la discapacidad y la subrogación, pero sí en el sistema de adopción.

“La limitación está en el tema de la adopción y lo legal, hay una veta muy grande a trabajar dentro del sistema. Estuvo años esperando en listas y jamás me han llamado. Hay muchos mitos y prejuicios, muchas evaluaciones psicológicas y los nenes siguen abandonados en instituciones sin ser adoptados por una familia que esté en condiciones de darle cariño”, planteó.

“Tuve muchos inconvenientes en relación a prejuicios y la discapacidad y eso me gustaría poder revertirlo por uno y por las familias que están en listas de espera eternas”, enfatizó.

Con Kiran, asegura que tuvieron una conexión desde el primer momento: “Los dos tuvimos la suerte de encontrarnos en la vida y si me decís cómo tengo que describir y llamar nuestra relación, fue un encuentro en la vida desde el minuto cero”.

Mariela tiene un almohadón adoptado en su silla y un soporte que le permite llevar a upa a Kiran, pasear por los parques y andar juntos para todos lados. Aunque tiene curiosidades como todo niño jamás toca el comando de su silla.

“La vida me cambió de un segundo a otro, 180 grados, y estamos con una felicidad inmensa. Despertar y mirarnos es algo hermoso y único, no tengo palabras para decirlo y el 11 de marzo cumple un añito y estamos super felices. No puedo creer que ya pasó un año”, relató.

Te puede interesar

Papás ciegos: medias con cascabeles y una casa adaptada

"Hay mucho morbo alrededor de nuestro cuerpo"

Charla para conocer y hacer valer los derechos de las PCD

Lo último

Charla para conocer y hacer valer los derechos de las PCD

Por qué es el día contra la homofobia, transfobia y bifobia

Censo 2022: contará con estrategias de accesibilidad

Argentina dijo presente en el Mundial de Fútbol 7