×
Cadena 3

La mirada del artista

¿Por qué el amarillo era el color favorito de Van Gogh?

Investigadores aseguran que podría deberse a una afección que tenía el artista que distorsionaba su percepción sobre el tono de los objetos.

05/08/2022 | 07:38

Las icónicas obras de Vincent Van Gogh como “Los Girasoles”, “La casa amarilla”, “Terraza de café por la noche” o “La avenida de los Alyscamps”, entre otras muestran una preponderancia del color amarillo.

Si bien el paso del tiempo produce algunos cambios en los tonos de los cuadros, por su exposición al sol, y los compuestos químicos de los pigmentos que se emplean, en el caso de este artista, el amarillo era parte preponderante de su composición original.

Los Girasoles

Sin embargo, investigadores aseguran que la predilección del pintor neerlandés por este tono podría deberse a una afección que distorsionaba su percepción sobre el color de los objetos.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Terraza de café por la noche

Aparentemente, todo se debería a que tenía una intoxicación por digital, tras ingerir una medicina elaborada con una planta llamada digitalis purpurea, para tratar diferentes patologías como crisis maniacodepresivas.

Van Gogh consumía esto por sus propiedades sedantes y antiepilépticas en un intento por paliar las crisis de su cuerpo y mente.

No obstante, los pacientes que consumían en exceso este remedio desarrollaban xantopsia, una patología que alteraba la percepción de los colores en los afectados y que tendrían a ver los objetos en tono amarillo.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

La avenida de los Alyscamps

De este modo, el artista veía el mundo a través de un filtro amarillo y trasladaba esta percepción a sus cuadros.

Según describe Raúl Rivas González, profesor de Microbiología de la Universidad de Salamanca, “la digital se la suministraba a Van Gogh su médico personal, el Dr. Paul Gachet”. “De hecho, en el retrato que Van Gogh pinta del Dr. Gachet, el médico aparece con un ramo de digital sobre la mesa”, precisa.

Retrato del Dr. Paul Gachet

Si bien hay una preponderancia del color, en sus cuadros el amarillo siempre está equilibrado con otros tonos, incluso el blanco, por lo que habría tenido una xantopsia en grado leve.

Otras hipótesis apuntan a que es posible que el pintor también tuviera un glaucoma de ángulo cerrado subagudo, que explicaría los "halos" que pintaba en algunas de sus obras y que son evidentes en pinturas como "El café de noche " o "La noche estrellada".

Te puede interesar

¿Cómo es apreciar con los oídos una obra de arte?

Festival Desafiarte: cuna de encuentros

Ante respuestas parciales, continúa el reclamo de prestadores de discapacidad

Lo último

Masiva marcha en el Congreso por el reconocimiento de la Ley de Lengua de Señas

Transportistas de personas con discapacidad se movilizaron en Córdoba

Una obra de Pablo Picasso para apreciar con los oídos

Osteogénesis imperfecta: personas con "huesos de cristal"