×
Cadena 3

¿Hay verdadera inclusión?

La odisea para conseguir colegio cuando hay discapacidad

Pablo tiene un hijo con Asperger y estuvo tres meses buscando escuela. Lo anotó en 11 colegios y pasaron por cinco entrevistas hasta que logró inscribirlo.

05/11/2021 | 11:00

Pablo es papá de Santi, un niño de 11 años con Asperger que el año que viene comenzará el secundario.

La escuela a la que asiste actualmente sólo tiene primaria, por lo tanto, tuvieron que emprender la odisea de conseguir un colegio nuevo con secundario.

El asperger de Santi es leve, pero aun así sus papás lo anotaron en 11 colegios diferentes con las intenciones de encontrar una vacante.

De esos 11 colegios, cinco lo entrevistaron y en ninguno consiguió lugar. Su papá contó que fueron tres meses “muy feos” donde no tenían respuesta y hasta pensaron en mentir sobre su condición para que lo aceptaran.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Las respuestas que tenían en todos lados eran similares: “ya tenemos cubierto el cupo”, “lo ponemos en lista de espera”, “tenemos cubiertas las vacantes con los hermanos” entre otras.

Ante tanta negativa, la única posibilidad que obtuvo Pablo fue inscribirlo en un colegio gracias a un contacto.

Miriam es mamá de Emilia, una niña de 10 años que tiene disfasia del lenguaje. El año que viene también deberá empezar a buscar un secundario para su hija y asegura que este peregrinar también lo vivió cuando Emilia tenía que comenzar la primaria.

Ambos papás coinciden en que es mucha la demanda y poca la oferta de escuelas que estén preparadas o dispuestas a aceptar a niños con discapacidad y la situación se complica todavía más si se trata del secundario.

“Si no tenés un contacto con un amigo es difícil”, comenta Miriam en consonancia con la postura de Pablo.

“La inclusión es una palabra que cuando la tenés que practicar no es fácil”, señala.

Casos como los de Santi y Emilia se repiten en cada familia ya sea en el caso de esperar a ver si los van a continuar admitiendo en el colegio al que van o si tienen que buscar uno nuevo, sea el motivo que sea.

Sonia Noemi Correcher, licenciada en Psicopedagogía de la escuela García Ferré de Carlos Paz, asegura que es una realidad muy difícil para las familias porque “se encuentran con excusas que muchas veces son reales porque no pueden dar respuestas a las necesidades de los chicos y la familia y otras veces la realidad pasa por no querer incluir a los chicos porque significa mucho trabajo y compromiso”

“Acá se necesita el compromiso de una familia, de un equipo externo de profesionales y la escuela. La comunidad educativa que son docentes, directivos, y las familias de los otros estudiantes para que conozcan la realidad”, explicó.

Y agregó: “Aceptar a un niño con inclusión significan muchos desafíos y no todas las escuelas tienen la capacidad, la formación o las ganas, hay que conocer la realidad de cada escuela”.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

Convivencia en el aula

/Fin Código Embebido/

Hay una normativa que es la resolución 1825/9 donde todos los estudiantes con discapacidad tienen derecho a estar en la escuela permanecer y certificar.

Sonia asegura que es una realidad que no se pueden tener a muchos estudiantes con discapacidad en una misma aula porque “es una tarea difícil” para una seño de grado que tiene que atender a los otros estudiantes.

Sin embargo, destaca que tener un aula integrada tiene sus beneficios: “La capacidad de los chicos de aceptar a otro sin traba, ni barreras, ven otro, alguien con quien jugar y compartir”, valoró.

Desde el Ministerio de Educación de Córdoba aseguran que en el sector estatal la Provincia garantiza un banco para todos. En el sector privado no debería haber un cupo.

Y para ello las distintas direcciones generales de niveles educativos del Ministerio están a disposición al igual que la DIPE (Dirección de Institutos Privados de Enseñanza) para orientarlos y acompañarlos.

Ante cualquier situación que requiera ayuda pueden acercarse a la Dirección General de Enseñanza Privada (La Rioja 720, Ciudad de Córdoba) de 8 a 14 de lunes a viernes. O llamar al teléfono: (0351) 4332350.

Te puede interesar

Por qué es importante hablar sobre sexualidad y discapacidad

Se cansó de esperar la adopción y subrogó un vientre

¿Qué dice la ley sobre la Educación Especial?

Lo último

La experiencia de recorrer la Quebrada del Condorito con una silla accesible

La Lengua de Señas que nació en la realeza y en los pasillos de un palacio

Por qué es importante hablar sobre sexualidad y discapacidad

Las claves de un inolvidable viaje de egresado a Bariloche