×
Cadena 3

Piedras de Rubí

La música, el lenguaje que encontró Gabriel Rubinstein para conectar con su hijo con autismo

El economista Gabriel Rubinstein tiene una faceta artística a través de la cual musicaliza las canciones que compone Pablo, de 35 años, diagnosticado con CEA y quien apenas habla.

05/08/2022 | 13:28

Pablo Rubinstein es el hijo de uno de los candidatos a viceministro de Economía de Sergio MassaGabriel Rubinstein.

El economista, tiene una faceta musical que le ha permitido conectar de una manera muy especial con su hijo Pablo, de unos 35 años y que fue diagnosticado con autismo cuando tenía apenas dos años y medio.

Pablo apenas habla, pero es el autor de las canciones a las cuales su padre musicaliza y con las cuales ha grabado ya seis álbumes. Todos titulados “Piedras de Rubí”, que es el significado del apellido de ambos.

Las canciones se pueden escuchar en YouTube y en Spotify.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En una entrevista para la revista Noticias, Gabriel explica que durante su primera infancia Pablo no dijo una palabra. “No tenía problemas fisiológicos, podía pronunciar las palabras, pero solo tiraba dos o tres. A los 8 años, y a través de médicos cubanos que vivían en Puerto Rico, empezó un tratamiento para aprender a escribir con un teclado. Fue un proceso muy arduo, pero poco a poco comenzó a expresar una catarata de emociones y sentimientos, sorprendió por el vocabulario frondoso que usaba, por la densidad de lo que expresaba. Ahora puede decir frases más elaboradas aunque en general usa frases simples, o repite loque uno le dice. Cada tanto tira frases más largas que impactan por su profundidad o por su significado”, contó en su momento Rubinstein.

Padre e hijo lograron comunicarse a través de la composición de canciones.

La madre de Pablo es pianista y concertista y muchas veces de niño, sus papas se comunicaban con él como si estuvieran en una comedia musical, cantando, porque de ese modo conseguían mayor atención.

“Una característica esencial de él es que es muy pasivo, muy contemplativo. Es un gran escucha musical, es el mejor que yo conocí en mi vida porque atiende y se concentra mucho. A mí me alienta a tocar porque es alguien que está escuchando activamente, pero para que él tome las riendas hay que incentivarlo de manera permanente”, confesó Gabriel Rubinstein.

En su página personal el economista explica cómo Pablo compone:

1) Nos sentamos con el teclado (sin pantalla)

2) Le propongo escriba la letra, lo cual acepta

3) Presento yo una música que él me dice le gustó

4) Yo le voy cantando estrofas

5) A cada estrofa él le va poniendo letra, escribiendo y yo copiando en papel

6) Le voy preguntando a fin de cada frase o estrofa si está bien o quiere corregir algo

7) Casi siempre está Ok de una, y no quiere corregir nada

8) Últimamente, también le pido que ponga título al tema

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

“A veces, se confunde autismo con discapacidad “generalizada”. Pablo, mi hijo, tiene muchas limitaciones para su socialización, pero tiene vastos conocimientos que nadie sabe cómo pudo haberlos adquiridos, un espíritu muy elevado, muchas capacidades telepáticas, y para mí, escribe cosas muy buenas (entre otras, mis canciones). Pienso que poder difundir un poco la música que hacemos sería bueno para mejorar la “integración” entre los mundos de personas “muy especiales”, con la de personas “menos especiales”, es decir, todos nosotros”, reflexionó en otra nota.

Te puede interesar

El curioso origen del aplauso silencioso

Conoce cómo trabaja un perro de asistencia

Les Luthiers y el inolvidable encuentro con Tomas

Lo último

La experiencia de recorrer la Quebrada del Condorito con una silla accesible

La Lengua de Señas que nació en la realeza y en los pasillos de un palacio

Por qué es importante hablar sobre sexualidad y discapacidad

Las claves de un inolvidable viaje de egresado a Bariloche