×
Cadena 3

Un poco de historia

La Lengua de Señas que nació en la realeza y en los pasillos de un palacio

Los sultanes del Imperio Otomano estaban obligados a guardar silencio y sus súbditos no podían oír su voz. Así, la corte estableció su propio método de comunicación.

16/08/2022 | 11:22

El Imperio Otomano que alcanzó su máximo esplendor en los siglos XVI y XVII desarrolló su propia Lengua de Señas Otomana, que también se conoció como Lengua de Señas del Serallo o Lengua de Señas del Harén.

Según contó el historiador Francisco de Quevedo y Villegas, el sultán consideraba como una falta hacia su autoridad que alguien oyera su voz, por esta razón respondía a sus interlocutores con una "seña muda". Al estar prohibido que el emperador se comunique oralmente con sus súbditos el desarrollo de la lengua de señas fue la solución perfecta.

En el sitio culturasorda.org explican que esta necesidad de expresarse a través de señas llevó a que el lenguaje de los mudos alcanzara su más elevado desarrollo.

Con el sultán Suleimán el Magnífico (1494-1566) se promovió el uso y desarrollo de la lengua de señas, llamada ixarette, la cual se volvió una costumbre en la corte de Topkapi y luego se extendió a otras.

La lengua de señas era cultivada con esmero en la corte, enseñada y aprendida de modo formal en escuelas organizadas por la corte. Expertos creen que era tan rica que permitía comunicar ideas de gran complejidad.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Del mismo modo en los siglos XVI y XVII, los pajes, porteros, verdugos y acompañantes del sultán que fuesen sordos eran particularmente apreciados por su habilidad para comunicarse en silencio y por no poder escuchar información en negociaciones secretas.

Se estima que el sultán Osman II fue el primero en aprender la lengua de señas, y quien dio la orden que varios miembros de su corte también la aprendieran.

El escritor español Otavo Sapiencia escribió en 1622: "Toda la conuersación del Gran Turco es con mudos, enanos y truhanes, y en Palacio todos hablan a lo mudo, haciendo dello particular profesión, y no quiere otra conversación, sino del dicho género de gente".

Pese a su amplio desarrollo, no han quedado registros de esta lengua y se desconoce si la actual Lengua de Señas Turca deriva de ella o no.

Te puede interesar

Masiva marcha en el Congreso por el reconocimiento de la Ley de Lengua de Señas

Por qué es necesaria una Ley Federal de Lengua de Señas Argentina

Lo último

Desde su silla de ruedas da clases de esquí para todo el mundo

Integrantes de Los Teros Talleres estarán en el mundial de fútbol de amputados

Masiva marcha en el Congreso por el reconocimiento de la Ley de Lengua de Señas

Transportistas de personas con discapacidad se movilizaron en Córdoba