×
Cadena 3

Adrenalina urbana

En las barreras urbanísticas encontró diversión y adrenalina

Martín Vega practica Wheel Chair Moto Cross (WCMX) y con su silla de ruedas realiza trucos en rampas parecdos a los que se hacen en skate o BMX. En los obstaculos encuentra diversión.

26/01/2022 | 11:01

Martín Vega practica WCMX (Wheel Chair Moto Cross) un deporte en el que los atletas en silla de ruedas realizan trucos parecidos a los de skate o BMX o bici cross, en rampas, y parques.

Es el único en Argentina que se desempeña en esta actividad y ha participado de varias competencias y presentaciones.

Martín vive en San Francisco Solano, en la localidad de Quilmes, Buenos Aires, y hace casi cuatro años quedó en silla de ruedas por un infarto medular que afectó su columna. Con este deporte superó la depresión y día a día las barreras arquitectónicas de la ciudad.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Quedé en silla porque me dio un infarto. Me acosté un 6 de abril y desperté el 7 sin poder mover del pecho hacia abajo. Ahora ya puedo mover porque hay mucho esfuerzo”, relató.

El WXMC ayuda muchísimo a superar las barreras arquitectónicas, es un deporte de mucha adrenalina y capacidad mental y física. Los entrenamientos tienen que ser fuertes porque las caídas pueden ser terribles y hay diferentes formas de entrenarse, una es con la silla haciendo piques cortos para tener una salida más rápida, remar (que es hacer rodar la silla con el manillar) hacia atrás y hacia adelante como haciéndolo en contra”, describió.

La disciplina ejercita mucho los antebrazos, tríceps, bíceps, hombros, pectorales y lumbares de manera diferente.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Es un deporte que en 15 minutos te quema los brazos, la espalda y necesita mucha resistencia. Pero lo que se siente después es algo increíble. Tenés sentimientos de superación, de alegría”, relató.

Todos los que tenemos algo que podemos explotar y nos gusta, cualquier cosita mínima para nosotros es mover el universo con las manos

Para Martín el WCMX es algo increíble que le produce un sentimiento inexplicable y lo ayuda con las barreras arquitectónicas de la calle.

Por eso, a través de sus redes sociales encontró una forma de ayudar a las personas a mejorar en el manejo de las sillas de ruedas y así superar las fallas de infraestructura de la ciudad como las veredas rotas, la falta de rampas, o las que son sumamente empinadas.

“Cuando me encuentro con una barrera para mí es un spot, que es un lugar donde podés sacar varios trucos en skate o biker. Si veo un piso roto o algo más alto, o un escalón, en vez de ponerme mal me pasa todo lo contrario”, planteó.

El WCMX se basa en superar obstáculos y una barrera arquitectónica puede ser algo divertido y por eso elegí el deporte

Martín cuenta que este deporte se practica en todo el mundo, pero lamentablemente en Argentina no hay “riders” personas que lo practiquen.

“Ahora soy el único en toda Argentina que lo estoy practicando, pero se hace en Holanda, Alemania, España, México, Estados Unidos, Italia, en todo Europa, y ahora hay chicos que empezaron en China. Casi todo el mundo está copado con riders y para mí es un orgullo representar a mí país y así lo hice en dos ocasiones”, destacó.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Una motivación que también aprecian sus seguidores, es que Martín comenzó a practicar esta disciplina desde abajo. A falta de una silla para hacerlo se armó una propia con parte de otras hasta que fue creciendo, conociendo marcas y así obtener la que verdaderamente le hacía falta.

Esta energía es la que busca transmitir a otros: “Mi idea es sacar a la gente a la calle”.

“Yo lo empecé a hacer por mí pero hoy recibo mensajes y mando videos por privados sobre cómo transferirse de una cama a otra, al auto, cómo bañarse solo. No es todo volar por el aire, hay miles de cosas en la vida cotidiana que estaría bueno aprender. Eso es lo que quiero transmitir para que la gente salga un poco de sus casas”, remarca.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Un desacuerdo mío es encerrar a una persona de la casa y que se quede con la pensión. Se busca en la sociedad que el discapacitado trate de molestar lo menos posible porque si molesta es un gasto enorme y yo quiero sacar a la gente de la calle, que aprenda a usar su silla”, reflexionó.

“Hay un montón de gente que tiene sillas nuevas y no saben usarlas. Saben doblar un poquito pero cuando se encuentran con un cordoncito no pueden y tienen que modificar todo. Yo quiero mostrarles que sí se puede”, cerró.

Otros datos

El WCMX no está considerado un deporte paralímpico.

A diferencia de otros deportes en silla de ruedas, la silla profesional también se puede usar riempo completo, lo que mejora la práctica.

Te puede interesar

¿Qué es el WCMX?: sillas de ruedas que vuelan

El tenis adaptado se abre paso en Córdoba

Lo último

Con unas prótesis salvaron la vida de una jirafa bebé

Charla para conocer y hacer valer los derechos de las PCD

"La discapacidad incomoda más a los que no la tienen"

¿Quiénes son "los incómodos" cuando hay discapacidad?