×
Cadena 3

Un lenguaje universal

Terapias con animales y autismo: conectar a través del amor

La granja San José en Los Potreros, Córdoba, funciona desde hace 8 años. Es un espacio de diversas actividades donde personas con esta condición aprenden a comunicarse y expresar lo que sienten.

31/03/2021 | 21:45

Susana Di Marco es técnica en terapias asistidas con animales, acompañante terapéutica y comunicadora en lengua de señas y propietaria de la granja San José que cuenta con 200 animales preparados para interactuar con personas, recibir visitas de escuelas e instituciones y por supuesto familias.

Este espacio educativo no formal, desarrollado en un ámbito natural, ofrece actividades para niños y adultos con el fin de facilitar la comunicación con el prójimo, a través de experiencias vivenciales basadas en el amor y la ternura.

Susana tiene en su granja palomas mensajeras para trabajar junto a personas con discapacidad

“En las personas con autismo, los animales les permiten vincularse desde otro lado, es una vinculación desde lo no hablado”, explica.

Para Susana esta conexión se da gracias a un lenguaje universal que todos manejan y es el amor. “Yo creo que todos nos manejamos con vibraciones. El perro o el caballo no entienden cuando le digo ‘hermoso mío’ pero sí puede sentirlo cuando lo expreso”, señala.

Susana y Gabriel

Los animales al no hablar se comunican de otra manera. Hay un lenguaje que es universal, no es utópico, y es el amor y cuando nos podemos comunicar a través de eso todo mejora

En estas terapias lo importante es la aceptación y cómo indica Susana con los animales no se generan prejuicios ni expectativas.

Cuando vemos que puede conectar un niño con un caballo lo que sucede es tan hermoso y sanador en el aspecto espiritual.

Uno de los niños que manifestó mejorías gracias a la terapia con animales es Gabriel. Su mamá, Cristina contó que lloraba para ir a la escuela, no dormía bien, no lograba manifestar sus enojos y no abrazaba a nadie.

En la granja aprendió a incorporar el abrazo y el beso como saludo y expresar sus emociones en mensajes que escribía y que enviaba a través de las palomas mensajeras que hay San José.

Susana y Gabriel

Le costaba mucho que nos pudiéramos acercar a darle un abrazo, a saludarlo y de a poco en cada encuentro se fue dando el saludo con un abrazo. Fue una experiencia que fuimos incorporando”, describe Cristina.

“Sus enojos los mandaba con las palomas mensajeras, así podía contar lo que le pasaba y logró transformarlos”, agregó.

Gabriel en la granja San José

Cristina confiesa que el momento del diagnóstico es duro, pero para las mamás que tienen hijos en esta condición asegura que “siempre hay una esperanza”: “Hay que moverse, investigar, conocer grupos de papás que viven lo mismo y ayudan. Siempre se pueden revertir las situaciones”.

La granja San José se encuentra en Río Tercero, en Los Potreros y los días sábados recibe visitas del público en un entorno de monte, de río y de la flora autóctona.

Te puede interesar

Doctor Milagro, la serie que muestra el Síndrome del Sabio

Este 2 de abril: Hablemos de autismo

Elon Musk y otras personalidades diagnosticadas con Asperger

Lo último

El homenaje de Fundación Empate por el Día del Himno

El lupus afecta a uno de cada 2.000 argentinos

Elon Musk y otras personalidades diagnosticadas con Asperger

¿Qué es el Asperger?