×
Cadena 3

Reclamo con corazón

En lengua de señas dijo: "Me están faltando el respeto"

Josefina Gómez tiene 23 años y una parálisis cerebral. En diciembre del año pasado comenzó una terapia y por primera vez logró correr, pero se cansó de las trabas de la obra social. Conocé su historia

14/05/2021 | 00:05

Además de la parálisis cerebral tiene hipoacusia y problemas motrices. No habla y emplea para comunicarse el lenguaje de señas.

A través de este medio de comunicación es que le dijo a sus papás que "la obra social le estaba faltando el respeto", por las extensa burocracia y las reiteradas veces que tuvieron que ir a solicitar la cobertura de la terapia de rehabilitación, gracias a la cual en los últimos meses logró correr por primera vez.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

En 22 años jamás lo había conseguido, pero por una recomendación de su traumatólogo y su neuróloga comenzó una terapia en el gimnasio del Quality, de la Ciudad de Córdoba, con resultados que superaron los objetivos de todos.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Su papá Alejandro le contó a Diversidad que en ese lugar, junto al licenciado en Educación Física Mario Di Santo comenzó la terapia de rehabilitación. Sin embargo, reclamó por la cantidad de veces que tuvo que asistir a la obra social del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas (CPCE), para pedir que reintegren la prestación.

La familia se cansó, porque siente que todo el tiempo "ponen trabas" para completar el trámite. Alejandro asegura que no se trata del monto económico -el que afortunadamente puede costear y decide hacerlo por sus medios- sino por el agotamiento que lleva tener que insistir todo el tiempo recibir una cobertura que les corresponde.

Al escuchar el ir y venir de sus papás peleando por sus derechos, es que Josefina se les acercó y en lenguaje de señas les dijo que "la obra social le están faltando el respeto". Esta fue la gota que rebalsó el vaso y por la que Alejandro decidió contar su historia.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Según la explicación del papá, pese a que presentaron todos los requisitos que incluyen el pedido médico, la factura y los certificados del lugar, también le exigen uno del licenciado en Educación Física Mario Di Santo -encargado de la terapia, y gracias a quien Josefina logró en los últimos meses correr por primera vez- como habilitado para atender a personas con discapacidad. 

"He ido cien veces a presentar papeles y tomé la decisión de no cobrarlo. Pero cuando ella me dijo 'me están faltando el respeto', quise contarlo", afirmó su papá.

Desde el departamento de Servicios Sociales del CPCE indicaron que al papá se le pidió que complete una documentación para la autorización, que el papá no ha llevado.

Te puede interesar

Mateo, el nene con parálisis cerebral que consiguió caminar

Tiene parálisis cerebral y le envió un mensaje al Presidente

Una receta de alfajores de maicena en lengua de señas

Lo último

Rechazaron a una niña en la catequesis de una parroquia

"Pop It" el juguete terapéutico, furor entre los niños

Ante todo personas

Conocé los aprendizajes de la madre de un niño con autismo